Blog

Volver al blog
¿Qué ocurre si tengo un accidente laboral pero soy teletrabajador?

En nuestra asesoría fiscal en Elche ayudamos a muchísimas empresas y autónomos, quizá el próximo puedas ser tú. Mientras te decides a depositar tu confianza en nosotros, vamos a contar lo que ocurre cuando tienes un accidente laboral mientras trabajas a distancia.

Accidentes y teletrabajo

En la actualidad hay una gran tendencia por que las empresas tecnológicas permitan teletrabajar a sus empleados, de manera que puedan trabajar desde sus hogares y tener una mejor conciliación laboral y familiar, lo que hace que sea difícil poder cumplir el artículo 14 que se recoge en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, donde nos indican que es el empresario quien debe garantizar la seguridad laboral de sus trabajadores. Por tanto, ante un accidente, se puede dar lugar a problemas, ya que no se puede determinar que lesión se produce en el lugar de trabajo ni en horario laboral.

No se trata de una situación de fácil solución. En el caso de que se produzca un accidente durante el trabajo llevado a cabo en la casa del teletrabajador, es importante tener pruebas que garanticen que realmente se estaba en horario de trabajo y que el accidente tiene relación con el desempeño laboral. Por ejemplo, se pueden usar como pruebas los registros de conexión a ordenadores o cualquier otra prueba que evidencie lo ocurrido.

Por otra parte, si el trabajador lo desea puede solicitar visitas de inspección. Es importante también que el teletrabajador facilite en la medida de lo posible al empresario a que garantice de algún modo la seguridad del teletrabajador. En caso de que no se le permita, es posible que el empresario desee dejar constancia de que no le ha sido posible efectuar una revisión o una evaluación de la seguridad, por ejemplo, porque el teletrabajador no le deja entrar en su domicilio.

Qué es un accidente laboral

Ante cualquier problema en tu empresa a nivel fiscal, lo mejor es contar con una asesoría fiscal en Elche que te ayude y te asesore en todo momento, hoy vamos a hablar de un tema que suele traer muchas dudas: los accidentes laborales.

Lo que necesitas saber sobre los accidentes laborales

Cuando se habla de accidente laboral, lo relacionamos con aquel que padece un trabajador al ir o bien regresar del sitio de su sitio de trabajo. Esta definición que a simple vista es fácil de comprender, en la práctica es más compleja.

Es necesario estudiar cada caso par determinar si un accidente es considerado como laboral o no.

Lo que hay que tener en consideración es que debe existir una conexión entre el domicilio del trabajador, el sitio del trabajo, y el recorrido, que es lo que une a los dos.

Ha quedado probado que no es exactamente lo mismo tropezar y caer en el propio portal del edificio, que, por ejemplo, en el patio. Esto es así porque, si caes en el portal del edificio donde vives mientras estás de camino al trabajo, podría ser considerado como accidente laboral, ya que se ha salido del domicilio y se está efectuando el emplazamiento al sitio de trabajo.

Si, en cambio, se generan interrupciones en el horario laboral por una cita con el médico o bien otras gestiones, ya no se consideraría accidente laboral. Y es que, una de las condiciones a fin de que los accidentes sean considerados o bien no laborales, es que los recorridos de ida y vuelta del trabajo no tengan interrupción alguna.

¿Qué es el modelo 232?

Contar con una asesoría fiscal en Elche es una gran ayuda para muchos autónomos y empresas ya que las labores que desempeñan requieren un trabajo que quita muchas horas que se podrían emplear en trabajar en el propio negocio, además de que hay que formarse en la materia para hacer las cosas bien, por ejemplo ¿sabes lo que es el modelo 232? Te lo contamos:

El modelo 232

Se trata de un modelo que apareció por primera vez en el año 2017 y tiene como objetivo que se declaren las operaciones relacionadas con países o territorios considerados como países fiscales. Por tanto, si eres una empresa o un autónomo y realizas este tipo de operaciones estás en la obligación de presentar el modelo 232.

Cómo se rellena

En primer lugar te pedirán que rellenes tu nombre y apellidos y tu NIF. A continuación deberás rellenar el código CNAE de la actividad principal que desarrollas, además, en caso de que sea necesario, deberás marcar si se trata de una declaración complementaria o sustitutiva (la primera opción en caso de que tengas que incluir datos que olvidaste en una declaración anterior, la segunda opción en caso de que vayas a sustituir información de una declaración anterior). Una vez indicado esto, hay tres bloques más a rellenar:
  • Bloque 1: Información de operaciones con personas o entidades vinculadas.
  • Bloque 2: Operaciones con personas o con entidades vinculadas en caso de aplicación de la reducción de las rentas procedentes de activos intangibles.
  • Operaciones con paraísos fiscales.
Este modelo debe presentarse de manera telemática obligatoriamente, desde la sede de la Agencia Tributaria.

Cómo reclamar a Hacienda

Por suerte o desgracia en hacienda trabajan humanos y como humanos que son, también cometen errores, las buenas noticias es que, si nos perjudican, podemos reclamar. Ante cualquier problema relacionado siempre podéis contar con la ayuda de una asesoría fiscal en Elche. Hoy os vamos a explicar a grandes rasgos, como se puede reclamar a Hacienda si cometen un error.

Pasos para presentar una reclamación

En el supuesto de que Hacienda no nos ingrese la cantidad de dinero que nos corresponde según la declaración presentada y aceptada, bastaría con presentar un escrito de rectificación.

Debemos tener en cuenta que, en caso de equivocación por parte de Hacienda, no sólo tenemos derecho a que nos devuelvan el dinero que corresponde, sino que también tenemos derecho a cobrar aquellos intereses que se generaron desde el día que cometieron el error.

Una gran ventaja es que tenemos tiempo suficiente para reclamar, un error de este tipo no prescribe hasta pasados cuatro años.

Los pasos a seguir para presentar nuestra reclamación vía telemática serían los siguientes:
  • Debemos acceder a la Sede Electrónica de la web de la agencia tributaria y loguearnos o bien con certificado, con DNIe o con el sistema Cl@ve.
  • A continuación, accederemos al apartado “Recursos, reclamaciones, otros procedimientos de revisión y suspensiones.
  • Haremos clic en “Procedimientos especiales de revisión” y seguidamente en el enlace “Devolución de ingresos indebidos”.
  • Ahora clicaremos en “Presentación de recurso o solicitud”.
  • Rellenaremos el formulario y adjuntaremos toda la documentación necesaria para demostrar el error.
  • Por último, enviaremos la solicitud.

La inspección de hacienda y su proceso

Para estar preparado ante una inspección de Hacienda, lo mejor es contar con el apoyo de una asesoría fiscal en Elche, es la mejor forma de ir siempre en la buena dirección y evitar cualquier problema.

Los pasos que sigue una inspección

En primer lugar, hacienda realiza una notificación donde te informará de que te realizará una inspección, la notificación puede ser por correo postal, por correo electrónico o in situ. Una vez citado, deberás acudir a ella y debes tratar de ser puntual. Te harán una serie de preguntas que debes contestar siendo lo más conciso posible. Trata de no dar información de más, ni de menos.

En caso de que te haya citado la Dependencia de Gestión Tributaria, no hace falta que lleves documentación contable, pues no te la solicitarán en ningún caso. Sin embargo, si la cita te la da la Dependencia de Inspección es posible que sí te pidan la contabilidad de tu empresa.

Una vez ha concluido la inspección, realizarán unos documentos llamados diligencias donde se recogen una serie de hechos. Si en algo no estás conforme debes hacerlo constar. Por otro lado, también indicarán la cantidad de dinero que debes ingresar en caso de que así lo decidan, basándose en hechos demostrables.

Por último, habrá un acta donde podremos indicar si estamos de acuerdo o disconformes con lo que nos imputan. Hay que estar muy seguros de lo que firmamos, pues una vez que hemos firmado, ya no hay marcha atrás y no podremos recurrir.