Para muchas empresas, contar con la ayuda de una firma de asesores de empresas en Elche es de gran ayuda, sobre todo porque puede haber casos en los que no se sabe bien cómo actuar, como por ejemplo en caso de los ERE y ERTE. Se trata de mecanismos extraordinarios con los que se pueden prescindir de empleados.

Cómo poner en marcha un ERE o un ERTE

Para que una empresa pueda recurrir a esta medida, no vale con quererlo y ya está, están obligadas a cumplir con diferentes requisitos legales. De lo contrario no podría llevarse a cabo ninguna de estas dos medidas.

Para que la empresa pueda solicitar un ERE o un ERTE, la empresa debe tener pérdidas económicas, bien sean actuales o previstas. En la gestión contable se debe reflejar una reducción de ingresos o ventas en tres trimestres consecutivos. Por otro lado, el empresario podrá alegar diferentes circunstancias para poder acreditar una mala situación económica.

También se pueden alegar cambios en la producción cuando una empresa afronte cambios a la hora de organizar su producción o tengan causas productivas que desemboquen en cambios de mercado.

Otros motivos pueden ser razones organizativas derivadas del cambio dentro del ámbito de sistemas y metodología de trabajo del personal y por causas técnicas que deriven en cambios dentro del ámbito de los medios o instrumentos de producción entre otros. Un ejemplo podemos encontrarlo cuando una empresa ha sufrido un incendio o una inundación, por ejemplo, y sus instalaciones se han visto seriamente deterioradas.