Blog

Asesoría jurídica en crisis empresariales

En tiempos de crisis, las empresas pueden encontrarse en situaciones complejas que implican una gestión estratégica. La asesoría jurídica en Elche ofrece orientación especializada para enfrentar desafíos financieros y operativos con éxito, se realiza un análisis detallado de la estructura financiera, contractual y operativa de la empresa para identificar áreas de riesgo y oportunidades de reestructuración. 

Dimensiones clave de la asesoría jurídica en crisis empresariales 

La asesoría jurídica en crisis empresariales no solo se enfoca en la resolución de problemas inmediatos, sino que también busca establecer bases sólidas para la recuperación a largo plazo: 

  • Negociación y renegociación de deudas. Se enfoca en negociar con los acreedores para reestructurar deudas, ajustar plazos de pago y buscar acuerdos que alivien la presión financiera.  
  • Reestructuración empresarial. Implica la consolidación de divisiones, la venta de activos no esenciales y la optimización de la cadena de suministro, entre otras medidas. 
  • Asesoramiento en procedimientos concursales. Presenta la declaración de concurso, gestiona los aspectos legales asociados y busca soluciones viables para acreedores y empleados. 
  • Protección de derechos laborales. Asesoramiento sobre despidos, negociación de acuerdos y garantía de que la empresa cumpla con las obligaciones laborales. 
  • Gestión de litigios. Gestión de litigios con acreedores, proveedores u otras partes interesadas, buscando soluciones que minimicen el impacto financiero y legal en la empresa. 
  • Cumplimiento normativo. Asegura que la empresa cumpla con las regulaciones legales y aborda cualquier riesgo de responsabilidad legal derivado de la crisis.   

Qué es el TC1 (RLC) y por qué es importante para tu empresa

Para los asesores de empresas en Elche, este documento es una herramienta estratégica para el análisis financiero y la planificación laboral. Su correcta interpretación y presentación son fundamentales para garantizar el cumplimiento normativo y la salud financiera de las empresas. 

Gestión de cotizaciones sociales  

El TC1 o RLC (Relación de Liquidación de Cotizaciones), es un documento contable esencial en el ámbito empresarial español, siendo un modelo que resume y comunica las cotizaciones sociales que una empresa debe abonar por sus trabajadores. Este documento presenta un listado detallado de todos los empleados de la empresa, especificando la cantidad que la empresa liquida por cada uno en el mes correspondiente. Este desglose permite una visión individualizada de las contribuciones, contribuyendo a la transparencia en la gestión de los recursos financieros 

Además, no solo muestra la cantidad total que la empresa debe pagar, sino que también indica la parte que debe deducirse de la nómina de cada trabajador. Este resumen claro y conciso facilita una comprensión completa de las obligaciones económicas tanto para la empresa como para el empleado. Incorpora elementos para facilitar la gestión electrónica, como códigos de barras destinados al pago electrónico.  

También, el documento refleja la dualidad en las cotizaciones a la Seguridad Social, señalando la parte que corresponde a la empresa y la parte que debe ser deducida de las nóminas de los trabajadores. La empresa actúa como intermediario, reteniendo y entregando las contribuciones correspondientes a la TGSS (Tesorería General de la Seguridad Social). 

¿Cómo preparar tu empresa para una auditoría fiscal?

La clave para sortear con éxito esta evaluación exhaustiva es una asesoría fiscal en Elche, la cual radica en la planificación estratégica y en la anticipación de las áreas clave que serán objeto de escrutinio. En una auditoría se demuestra el compromiso de la empresa con los temas fiscales.

Consejos para tener una auditoría fiscal exitosa

Aquí te presentamos algunos consejos prácticos para preparar tu empresa para una auditoría fiscal de manera efectiva:

Organiza tu documentación financiera. Antes de que comience la auditoría, asegúrate de tener todos tus documentos financieros en orden. Esto incluye estados de cuenta bancarios, registros contables, facturas, comprobantes de gastos y cualquier otro documento relevante.

Revisa tus declaraciones de impuestos anteriores. Asegúrate de que toda la información sea precisa y esté respaldada por la documentación correspondiente.

Colabora con tu equipo contable. La comunicación efectiva con tu equipo contable es esencial. Asegúrate de que estén al tanto de la auditoría y que estén disponibles para responder preguntas y proporcionar información adicional según sea necesario. Un enfoque colaborativo facilitará el proceso y mostrará una imagen de transparencia.

Identifica posibles problemas y corrige errores. Realiza una revisión interna antes de la auditoría para identificar posibles problemas o errores. Si encuentras discrepancias, corrígelas antes de que comience la auditoría.

Comprende los puntos de enfoque de la auditoría. Esto podría incluir áreas como deducciones, gastos no reembolsables, informes de nómina, entre otros.

Mantén la calma y sé transparente. Responde a sus preguntas de manera clara y proporciona la documentación solicitada de manera oportuna.

¿Qué información revelan las cuentas anuales de una empresa?

Las cuentas anuales son un reflejo financiero esencial que los asesores de empresas en Elche usan para fundamentar transparencia y responsabilidad corporativa. Presentar las cuentas anuales ante el Registro Mercantil es un requisito legal en muchas jurisdicciones y es un paso vital para cumplir con las obligaciones fiscales y financieras de una entidad empresarial.  

Beneficios tanto a las empresas como a sus partes interesadas 

Las cuentas anuales no son simplemente un conjunto de números; son una narrativa financiera que define la salud y el rendimiento de una empresa. Al presentar estas cuentas ante el Registro Mercantil, las empresas cumplen con obligaciones legales, demuestran transparencia y establecen una base sólida para el crecimiento futuro: 

  • Cumplimiento legal. Las empresas que no cumplen con este requisito pueden enfrentar sanciones financieras y legales, lo que puede dañar la reputación y la viabilidad a largo plazo de la empresa. 
  • Evaluación del desempeño empresarial. Al ser presentadas ante el Registro Mercantil, estas cuentas se vuelven accesibles para cualquier persona interesada en evaluar la solidez de la empresa. 
  • Acceso al crédito. Las entidades financieras y los prestamistas suelen revisar las cuentas anuales de una empresa antes de aprobar créditos o préstamos.  
  • Base para decisiones de inversión. Los inversores utilizan las cuentas anuales como una herramienta crucial para evaluar la viabilidad de invertir en una empresa.  
  • Evaluación de la estrategia empresarial. Al analizar las cuentas anuales presentadas, los directivos pueden evaluar la efectividad de las estrategias financieras y hacer ajustes según sea necesario.

Impuesto de sociedades, ¿cuánto se paga?

Quienes deciden comenzar una actividad con socios o por cuenta propia a través de una sociedad mercantil, deben saber que tienen que presentar y pagar el conocido como impuesto de sociedades, un tributo que tiene ciertas características y que te explicamos en nuestras asesorías en Elche.

¿Cómo se calcula el impuesto de sociedades?

Para determinar la cantidad que hay que pagar se debe calcular la diferencia entre los ingresos que haya generado la sociedad y los gastos que se encuentren asociados a la actividad que se realiza. También hay que tener en cuenta que las bases imponibles positivas se pueden compensar con las negativas. Así mismo, se aplicará un tipo impositivo a dicha base para conseguir la cuota y por último, se aplican deducciones y bonificaciones a la cuota íntegra, lo que va a dar como resultado el valor final que se debe pagar.

Este impuesto se debe presentar mediante los modelos 222 y 202. El modelo 202 se va a emplear para realizar el pago fraccionado en el caso de que el resultado haya sido positivo en la última declaración presentada en el modelo 200, que es con el que se presenta la declaración anual de este impuesto y que tiene que cumplimentarse cada año entre los días 1 al 25 de julio. Incluso aunque no se halla presentado ninguna actividad durante el período fiscal o no se han generado ingresos sujetos a impuestos, debe presentarse. Por otra parte, los pagos se realizan en los meses de abril, de octubre y de diciembre.