Blog

Volver al blog
¿Cómo hay que proceder ante las retenciones practicadas en el extranjero?

En el momento de desarrollar una actividad económica, ya sea como sociedad o como autónomo, son muchos los clientes los que acuden a nuestra asesoría contable en Elche para consultarnos sobre la viabilidad de llevar a cabo su emprendimiento en un país diferente al suyo e informarse sobre las retenciones que se hacen en el mismo.

¿Qué hacer ante una retención realizada en el extranjero?

Lo primero que hay que hacer es mirar el convenio de doble imposición entre los dos países para comprobar que la retención es la correcta. La manera de recuperar ese importe va a depender de este punto, de tal manera que si no es la adecuada se pueda solicitar que se abone el importe que se ha retenido. En caso de ser conforme a la normativa aplicable habrá que echar mano a la deducción por doble imposición internacional.

A la hora de contabilizar cualquier operación realizada por prestaciones de servicios que se han llevado a cabo en el extranjero, hay que tener en cuenta dos puntos. Uno es que no hay que registrar el IVA en la operación. De hecho, para comprobar si la misma se encuentra sujeta a IVA o no, hay que fijarse en la Ley del Impuesto sobre Sociedades. No obstante, como regla general, la operación no va a estar sujeta a IVA. Por otro lado, la retención practicada se va a llevar directamente a una cuenta de gastos, en concreto a la cuenta 635: impuesto sobre beneficios extranjeros.

¿Cómo actuar ante las retenciones mal practicadas?

En nuestra asesoría contable en Elche cuando hablamos de unas retenciones que se han practicado de manera incorrecta, nos estamos refiriendo a aquellas que no cumplen lo legalmente establecido. Las maneras y consecuencias de arreglar este error van a depender de un caso u otro.

Retenciones practicadas en exceso

Como es habitual, la mayor parte de los errores que se cometen en el momento de calcular la cantidad que se debe retener tiene lugar en los rendimientos de trabajo. El motivo es que se trata de una cuantía que varía dependiendo de las circunstancias personales de cada trabajador y de sus retribuciones. El resto de las rentas que están sujetas a retención se producen menos errores, ya que se estipula un tipo fijo. En cualquier caso, si se produjeran, las recomendaciones y las líneas de actuación son de la misma aplicación.

Cuando esto sucede, la manera más sencilla de corregir el error es esperar a presentar la declaración de la renta. En ese momento se deben deducir las cantidades que han sido retenidas en exceso justificadas con el certificado de retenciones que el retenedor debe entregar. De esta forma, la retribución percibida en menor cuantía se verá favorecida con un menor ingreso a Hacienda o con una devolución mayor.

Si no se quiere esperar a presentar dicha declaración, se debe realizar una solicitud de devolución por los ingresos indebidos, instando a que se realice la rectificación del modelo de autoliquidación de las retenciones correspondientes. Lo más habitual es que dicha solicitud sea presentada por el retenedor, aunque también está legitimado a hacerlo el perceptor de la renta quien será el que en cualquier caso perciba la devolución practicada indebidamente.

¿Cuánto cuesta realmente contratar a un trabajador?

Nuestra asesoría contable en Elche es un gran apoyo para cualquier autónomo o empresario, ya que te ofrecemos nuestra experiencia y conocimientos para que puedas hacer crecer tu negocio sin que tengas que preocuparte por la tediosa parte de la contabilidad.

Con la nueva subida del salario mínimo, uno de los temas que más preocupan a aquellos empresarios que van a contratar a un trabajador es lo que realmente supone en gastos realizar este tipo de contratos. Hoy vamos a aclarar tus dudas.

¿Qué supone contratar a un trabajador?

Actualmente, el salario mínimo está fijado en 950€ mensuales, que se dividen en un total de 14 pagas, esto quiere decir que anualmente el trabajador debe percibir 13.300€, teniendo un salario diario de 31,66€.

Supongamos que quieres contratar a un trabajador por 1000€ al mes. Tu empresa tendría que pagar:

  • El 23,6% por contingencias comunes: 236€. 
  • El 0,6% por formación: 6€.
  • El 0,2% de FOGASA: 2€.
  • Cotización por desempleo, que sería del 5,5% en un contrato indefinido o el 6,7 si el contrato es temporal, es decir: 55€ o 67€ dependiendo del tipo de contrato, en nuestro ejemplo vamos a suponer que es un contrato indefinido.
  • Accidentes y enfermedad profesional. Dependiendo de la actividad el porcentaje oscila entre el 1,5% y el 6,7%, vamos a suponer que tenemos que pagar el 1,5%. Es decir 15€.
En total, el trabajador nos costará como empresarios 1.314€. Si necesitas ayuda para realizar una contratación, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.

¿Cuándo y por qué acudir a una asesoría contable?

Cuando te iniciamos en un negocio y surgen actividades que no puedes gestionar por ti mismo, ni tienes tiempo para tramitar tanto papeleo, una buena asesoría podría serte de gran utilidad. Nuestra asesoría contable en Elche te ayudará a quitarte ese peso de encima y, para que consideres solicitar nuestros servicios, te contamos cuándo y por qué acudir a una asesoría contable.

Razones por las que acudir a una asesoría

  • Te ayudan a solucionar conflictos laborales, despidos y otras situaciones difíciles.
  • Llevan el control de las acciones tributarias por ti y te respaldan en caso de que ocurra alguna incidencia.
  • Además, tu tranquilidad será mayor al saber que un profesional se está encargando de temas tan delicados e importantes como la documentación de una empresa.
  • Te ayudarán a realizar planes de recursos humanos al tiempo que podrás garantizar la seguridad y la eficiencia de las tareas debido al proceso de externalización.
  • Podrás ahorrar mucho dinero, tiempo y esfuerzo.

¿Cuándo acudir a una asesoría?

  • Para los siguientes trámites, será de gran ayuda y utilidad que solicites los servicios de una asesoría:
  • Elaborar y firmar contratos de trabajo para ti y tus trabajadores, así como contratos entre las partes en caso de alquiler.
  • Realizar gestiones en la Seguridad Social.
  • Establecer los salarios de tus empleados.
  • Fijar las cuotas del IRPF y los tipos impositivos.
  • Redactar los informes sobre cotizaciones.
Para no pasar nada por alto y tener problemas serios, deja que unos buenos profesionales te asesoren.

Qué deducciones permite el Impuesto de Sociedades

Una de las misiones de una asesoría contable en Elche es el de informar sobre todo aquello que tenga que ver con su ámbito a las empresas o profesionales, como por ejemplo todo lo relacionado con el Impuesto sobre Sociedades. Este impuesto grava la renta de las sociedades cuando éstas se generan. ¿Qué clase de deducción permite este impuesto? En este artículo te lo explicamos.

Las deducciones que permite el Impuesto de Sociedades

Las deducciones por doble imposición buscan evitar la doble imposición jurídica y económica de las rentas que ya han tributado en otra sociedad por motivos como los dividendos y participaciones en beneficios así como los impuestos soportados.

Los dividendos y participaciones en beneficios se producen en los casos en los que una sociedad residente en España recibe dividendos o participaciones en beneficio de las filiales que pueda tener en el extranjero. En este caso, la sociedad podría deducirse el impuesto pagado.

En cuanto a los impuestos soportados, se producen cuando la renta del sujeto pasivo se grava en dos estados diferentes por una misma tributación. Se podría deducir el menor importe del impuesto satisfecho en el extranjero y el impuesto que debe pagarse en España por dichas rentas.

Para finalizar, nos encontramos con las deducciones para incentivar la realización de algunas actividades. En este caso, la cantidad a deducir podrá variar dependiendo de las modalidades de inversión. Lo que se suele valorar mucho son aquellas actividades que tienen como principal fin la innovación tecnológica y la investigación y el desarrollo (i+D).