Blog

Volver al blog
¿Se puede denunciar a un vecino por hacer demasiado ruido?

En una asesoría jurídica en Elche se trabaja en muchos campos diferentes, como por ejemplo en el de las comunidades de vecinos, donde en más de una ocasión pueden llegar a producirse problemas que requieren de la intervención judicial para ser solucionados porque no se ha llegado a ninguna clase de acuerdo por parte de los propietarios y/o arrendatarios.

¿Qué hacer con los vecinos ruidosos?

Lo primero que hay que hacer es intentar solucionar el problema de forma pacífica con los vecinos causantes de los ruidos. Lo lógico es hablar con ellos de forma tranquila e intentar llegar a un acuerdo. En este caso, debe ser el Presidente de la comunidad o Administrador quien intente el diálogo.

En caso de que tras la charla los ruidos sigan igual o peor, se debe proceder a hacer una denuncia, pero solo si los ruidos se hacen fuera de las horas no permitidas. Es importante conocer que cada Ayuntamiento tiene su propia normativa en la que se establece el nivel de ruido (decibelios) máximo que se puede hacer en una vivienda.

Normalmente se permite hacer ruido desde las '08:00 hasta las 00:00h, aunque dependiendo de la localidad puede variar, pero siempre con un tope máximo de decibelios. En caso de que se sobrepasen, la policía municipal iría con un medidor de decibelios para probar que se está sobrepasando el nivel permitido.

Si el ruido sobrepasa los niveles legales y además es fuera de los horarios establecidos en la normativa local, se puede proceder a denunciar. Otra alternativa es presentar una reclamación vía administrativa ante el Ayuntamiento e interponer una demanda en la jurisdicción civil para poder exigir que el vecino cese de su conducta.

Reclamar deuda a sociedades liquidadas y disueltas

Contar con una asesoría jurídica en Elche es de gran ayuda, tanto para empresas como para particulares, sobre todo para casos como el que vamos a tratar en este artículo. ¿Es posible reclamar deudas a empresas liquidadas y disueltas?

¿Es posible reclamar estas deudas?

Hay muchas personas que desisten a la hora de reclamar dado que entienden que tras la desaparición de estas sociedades no se puede realizar ninguna clase de reclamación, incluso porque no pueden localizar a los socios.

La Ley de Sociedades de Capital, en su artículo 399 donde prevé la responsabilidad solidaria de los socios acerca de las deudas sociales no satisfechas hasta el límite de sus respectivas cuotas de liquidación en relación de pasivos sobrevenidos.

En una sentencia reciente del Tribunal Supremo, se confirmó que es posible dirigir una acción directa de reclamación frente a la sociedad, representada mediante su liquidador para conseguir el reconocimiento judicial del crédito, sin necesidad de exigir la anulación previa de cancelación y la reapertura de manera formal de la liquidación.

El TS entiende que la sociedad mercantil disuelta, liquidada e inscrita en el Registro Mercantil, mantiene la personalidad jurídica mientras existan o puedan existir o haber deudas que se deriven de las relaciones jurídicas o de actos de cualquier tipo que hayan sucedido durante el tiempo en el que la sociedad reclamó su actividad empresarial.

Por tanto, la desaparición definitiva de solamente se produciría cuando la sociedad no haya dejado acreedores insatisfechos, patrimonio sin repartir o socios sin pagar. Los liquidadores seguirán siéndolo y tendrán que seguir representando a la sociedad mientras haya obligaciones pendientes o sobrevenidas.

Por qué es importante la figura del asesor jurídico

No importa el tamaño que pueda tener una empresa, tanto si es grande o si solamente está formada por un único profesional autónomo. Contar con una asesoría jurídica en Elche es una de las alternativas más recomendables para poder resolver cualquier clase de asunto relacionado con las leyes o normativas, por ejemplo.

Razones para contar con un asesor jurídico

En el momento más inesperado puede suceder un problema de carácter legal con un trabajador, proveedor, cliente o incluso con la Administración Pública. En estos momentos es cuando la figura del asesor jurídico cobra una gran importancia porque será quien sepa cómo tratar esta clase de problemas y llegar a una solución positiva para la propia empresa.

En este caso, el asesor legal podrá participar de forma activa en muchas de las acciones que necesite tomar la empresa, tanto si ya está consolidada como si está comenzando a dar sus primeros pasos o incluso si se está preparando todo lo necesario para su creación.

En todo momento, este profesional proporcionará toda la asistencia y asesoría jurídica necesaria, representación letrada, elaboración de dictámenes o también redactar toda clase de documentos jurídicos que necesite la empresa, sin importar el gremio al que ésta pertenezca.

Es importante recordar que es mejor tener como partner a una asesoría legal antes de que haya algún problema, porque de esta forma se puede diseñar una estrategia preventiva para que no aparezcan y permitir así poder ganar competitividad y proporcionar a la empresa todo el asesoramiento que pueda llegar a necesitar.

Funciones de un asesor jurídico en una empresa

La figura del asesor jurídico es algo que está ganando cada vez más peso en la actualidad y hoy en día existen varias opciones, o bien contar con un asesor jurídico interno o confiar en una firma como una asesoría jurídica en Elche para que sea la encargada de llevar todos los temas relacionados con su ámbito.

¿Cuál es el trabajo de un asesor jurídico en una empresa?

El papel principal de un asesor jurídico es el de hacer que se cumpla toda la legalidad en lo referente a las operaciones que se lleven a cabo desde la empresa. De ahí la importancia que tiene este perfil en nuestros días, sobre todo en un mundo tan competitivo como es el empresarial.

Asimismo se encarga de proporcionar asesoramiento en todo lo referente a la constitución, gestión o incluso la disolución de cualquier clase de sociedad, sea mercantil o civil. Una vez constituida, su papel es el de defender a la empresa en todo lo relacionado con los procedimientos judiciales.

Puede encargarse tanto de negociar como de redactar los contratos y emitir informes jurídicos acerca de las diferentes áreas con las que puede contar una empresa. También puede estudiar y resolver los problemas legales, normativa legal, convenios, etc.

También puede intervenir en toda clase de negociaciones laborales, asesorando en cuanto a derecho empresarial o incluso en cuanto a materia de propiedad intelectual e industrial se refiere. Otra de las labores que puede desempeñar es asesorar a la empresa en materia fiscal así como preparar todo lo relacionado con toda clase de declaraciones y obligaciones fiscales y tributarias.

Con todas estas ventajas, no es de extrañar por qué hoy en día esta figura está tan valorada en cualquier empresa.