Blog

Volver al blog
Los asientos contables en la empresa

Una de las razones por las que contratar los servicios de asesorías en Elche es tener al día todo lo relativo con Hacienda. Desde el punto de vista contable, es fundamental llevar el control económico del negocio para presentar los datos correctos en la declaración de cada año.

Definición y tipos de los asientos contables

Las anotaciones que reflejan los movimientos económicos de una empresa y que se realizan en el libro de contabilidad de cada compañía reciben el nombre de asientos contables. Estas anotaciones te ayudarán a llevar a cabo de forma más cómoda y sencilla el cierre contable a final de año.

Cada vez que se realiza una anotación de este tipo, hay que marcar tanto en el Debe como en el Haber de la empresa. Por lo general, también habrá que incluir la fecha de la anotación, las cuentas que intervienen en cada movimiento y el monto total de la operación que se haya efectuado.

Los asientos contables se pueden dividir en función de su fondo o de su forma

  • Según su fondo: Serán asientos operativos, asientos de ajuste, asientos de regularización o asientos de cierre. 
  • Según su forma: Serán asientos simples o asientos compuestos. 
La función de las asesorías con las empresas será cuadrar cada asiento contable para que la contabilidad no sufra ningún desajuste. De lo contrario, no se podrán presentar de forma correcta cada año las cuentas a Hacienda.

Los asientos contables son, en definitiva, la notificación que se hace en cada empresa de los gastos e ingresos del negocio.

¿Qué diferencias hay entre una S.L. y una S.L.U.?

A la hora de crear una empresa es muy importante buscar asesorías en Elche que te puedan ayudar con todos los trámites que debes llevar a cabo para su constitución, pero puede que tengas dudas sobre las diferencias que existen entre una S.L. y una S.L.U. En ambos casos se habla de la forma de constitución como persona más utilizada en España.

¿Cuáles son las diferencias?

La principal diferencia que existe entre una Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.L.) y una Sociedad Limitada Unipersonal (S.L.U.) es que en esta última solo existe un único socio. Esto supone que el 100% del capital social de la misma es propiedad de tan solo una persona, ya sea esta jurídica o física.

Otra de las diferencias es que las empresas se encuentran obligadas a colocar en su nombre la sigla “U” en el caso de que sean unipersonales, debiendo aparecer esta en documentos mercantiles o facturas.

Salvo por ello, el funcionamiento de estas sociedades es idéntico, incluso a la hora de elegir el administrador, que puede ser tanto en una S.L. como en una S.L.U. una tercera persona que sea ajena al capital social si así se considera.

La creación de una S.L.U. puede ser de dos formas. La primera de ellas creándola de forma inicial de esta manera y, por otro lado, existiendo ya una sociedad limitada, que se reduzcan sus socios hasta quedar con un solo. En las asesorías en Elche te podrán ayudar a su constitución, en cualquiera de ambas formas jurídicas.

¿Qué es el balance de situación?

Para que una empresa pueda funcionar de una forma correcta es necesario tener el control de diferentes documentos contables, entre los cuales se encuentra el balance de situación. Este es un registro que permite conocer exhaustivamente la situación patrimonial y financiera del negocio. Es recomendable que recurras a asesorías en Elche para su elaboración.

La importancia del balance de situación

El balance de situación es un documento contable que tiene una gran importancia por diferentes motivos:
  • A través de este documento se puede obtener información concisa acerca de la solvencia del negocio, de forma que se pueda conocer cómo puede afrontar una posible expansión, un crecimiento o su capacidad para poder responder ante una crisis, entre otros.
  • Gracias a él se puede comparar de forma simple y precisa la situación patrimonial de un negocio con la competencia o con él mismo durante otros periodos.
  • Permite tener una visión global de cómo ha ido evolucionando la empresa. De esta manera es mucho más sencillo poder corregir errores o tomar decisiones.
  • Es posible tener información acerca de la calidad de los pasivos y la liquidez de los activos.

Partes de un balance de situación

Un balance de situación está compuesto principalmente por tres puntos:
  • Activos: Son los recursos que se necesitan para obtener la liquidez o para el propio desarrollo de la actividad empresarial. Es posible dividirlos en corrientes y no corrientes.
  • Pasivos: Este responde a las obligaciones contables y las deudas que pueda haber contraído la empresa. También se dividen en a corto plazo (corrientes) y a largo plazo (no corrientes).
  • Patrimonio neto: Aquí figuran los recursos financieros de la empresa (capital social, beneficios, ganancias…).

Cómo reducir costes en tu empresa

En épocas de dificultades económicas o simplemente por el hecho de mejorar las finanzas de una empresa, es importante conocer los costes fijos para poder llevar a cabo una reducción de costes. Asesorías en Elche te pueden ayudar a determinar las acciones que debes seguir para poder mejorar las finanzas de tu negocio.

Elimina los gastos innecesarios

Tener bajo registro los gastos de la empresa es fundamental para poder saber el dinero que estás gastando y en qué lo haces. Por ello, es necesario que vayas apuntando cada uno de los gastos y haya un registro sobre ellos.

Cuando ya hayas recabado la información de todos esos gastos, es el momento de analizarlos. Gracias a ello podrás determinar qué costes fijos son imprescindibles para el desarrollo de la actividad profesional y eliminar los gastos innecesarios.

Para ello es aconsejable que, al comprobar todos los gastos de tu negocio, te plantees si la empresa podría mantenerse de igual forma si te deshaces de ese servicio. Con tan solo hacerte esa pregunta podrás conocer si puedes prescindir de él o no.

En el caso de que tengas dudas o quieras simplificar todo el proceso, las asesorías en Elche te podrán ayudar a solventar este asunto, de forma que se puedan analizar de forma pormenorizada todos y cada uno de los servicios contratados y productos adquiridos, tratando así de buscar el ahorro empresarial.

Esto puede implicar, además, hacer una revisión de los contratos laborales de tus empleados, comprobando así sus actividades y cómo cotizan a la Seguridad Social cada una de ellas.

¿Cuáles son los derechos del trabajador?

Uno de los motivos por los cuales se contratan todo tipo de servicios relacionados con asesorías en Elche se debe para conocer tanto los derechos como los deberes de los trabajadores. Considerando esta demanda, en este artículo hablaremos de los derechos que tienen los trabajadores en España. ¿Te lo vas a perder?

Derechos laborales en España

En primer lugar, es importante destacar que un trabajador tiene derecho a no ser discriminado, ya sea de forma directa o indirecta, por razón de edad, raza, sexo, orientación sexual o religión. Del mismo modo tampoco se podrá discriminar a una persona que cuente con cualquier tipo de discapacidad, siempre y cuando su problemática no lo inhabilite para llevar a cabo la tarea asignada. Otro derecho laboral que está vigente en España es el derecho al respeto de la intimidad y a la protección en caso de una situación de acoso en el entorno laboral.

Por otra parte, otro de los detalles que hay que tener en cuenta es el derecho del trabajador a tener un entorno seguro y que cumpla los requisitos de higiene. En otro orden de cosas, hay que destacar que el trabajador tendrá derecho al salario que se haya pactado en la nómina y que, a su vez, estas cantidades cumplan los requisitos legales vigentes en España, con la particularidad de que el empresario no podrá llevar a cabo ninguna modificación sin previo aviso. En resumen, estos son los principales derechos que tienen los trabajadores en España.